El gobierno comunista de China sigue buscando todas las maneras posibles de frenar y erradicar el cristianismo del país, puesto que han decidido prohibir predicaciones religiosas en línea.

Bajo el alegato de que es “para garantizar la libertad religiosa”, esta información ya fue publicada en los principales medios de comunicación del país, especificando que estas medidas entrarán en vigencia a partir del 1 de marzo de 2022; cinco departamentos chinos redactaron las reglas.

Esta es llamada “una regulación de servicios de información religiosa en línea”, y hace que los extranjeros no puedan transmitir sus predicaciones en el país; el diario Global Times confirmó tal información que además incluye todo tipo de datos religiosos.

Las directrices fueron impuestas por la Administración Nacional de Asuntos Religiosos, la Administración del Ciberespacio de China, el Ministerio de Industria y Tecnología de la Información, el Ministerio de Seguridad Pública y el Ministerio de Seguridad del Estado.

Para poder ser aceptado a través de internet en transmisiones y publicaciones, los interesados deben ir hasta el Departamento Provincial de Asuntos Religiosos más cercano y presentar su solicitud; es este ente quien determina que grupo religioso, templo o iglesia podrá realizar predicaciones en línea teniendo en su poder una licencia para realizar las transmisiones.

Las nuevas reglas exigen que los interesados deben registrarse con nombre y apellido para poder transmitir en vivo, antes podían hacerlo a través de sus propios sitios en aplicaciones o foros dedicados a esos temas en específico.

Estas nuevas direcciones prohíben que organizaciones o personas extranjeras puedan ser misioneros en línea o dar educación de alguna creencia, de preferencia cristiana, además de poder capacitar a otros para predicar; también se prohibió las grabaciones de transmisiones en línea y la recaudación de fondos en línea con fines religiosos.

Cada vez más el gobierno chino a diferencia de otros países en Asia, es quien endurece más las estrategias para erradicar el cristianismo; es por ello que defienden con gran ímpetu la identidad cultural del país a fin de seguir controlando a la población y tomar acciones contra todo lo que ellos consideren que atenta hacia su liderazgo, muchas veces usando la violencia.

Una de las herramientas más conocidas para suprimir el crecimiento del cristianismo son las restricciones en internet, redes sociales y organizaciones no gubernamentales.

Estando en el puesto nº 17, China ha escalado 26 puestos para entrar en los primeros 20 países más perseguidores de la fe cristiana, a fin de que la ideología comunista de su régimen sea una ideología oficial dentro del país.

ARTÍCULO DE INTERÉS: EE.UU sancionó a China por usar su tecnología en la persecución religiosa del país

Oremos por todos nuestros hermanos en China, los cuales son uno de los tantos rostros de la persecución cristiana en el mundo; que sea Dios dándoles la verdadera libertad que necesitan y anhelan.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here